LinkedIn Google+

¿Alguna vez has pensado que tu lenguaje corporal dice más que tus palabras? ¿Y qué, además, puede tener un alto impacto en tu lugar de trabajo o en la relación con tus clientes?

La comunicación verbal juega un rol fundamental en el desempeño laboral, sin importar el puesto de trabajo que desempeñes. Hasta hace poco y hablando del ámbito laboral, prevalecía más la formación, el bagaje, la experiencia y otro sin fin de aptitudes, sobre tu actitud y la manera en qué te relacionas. Esta valoración por parte de las empresas está cambiando y cada vez son más las que invierten en la formación de sus empleados en inteligencia emocional. Este tipo de iniciativas, derivan de la importancia que tiene para las empresas que su personal sepa reconocer y gestionar sus emociones y las de sus clientes.

Sonríe

Dicen que nuestro cerebro tiene una capacidad fantástica para percibir el estado anímico verdadero a través de la voz y a pesar de que no estemos habituados a recurrir conscientemente a ese poder, lo hacemos de manera instintiva, espontáneamente. Por tanto, y aunque te resulte llamativo, intenta sonreír cuando hables por teléfono o cuando tengas una reunión on-line, de esa manera y aunque parezca increíble, tu voz sonará mucho más cálida y generarás confianza.

Como cada día se incrementan nuestras reuniones ‘virtuales’, con los consiguientes beneficios de ahorro de tiempo y dinero, eficacia, etc. pero con la pérdida, bajo mi punto de vista, del contacto directo con las personas y por tanto, la posibilidad de enriquecer las relaciones, recuerda que, al no tener a la otra persona frente a ti, se pierden los gestos y el lenguaje corporal, por eso va a ser clave el tono de voz que emplees e incluso, la expresión de tu cara. Sonríe, tu interlocutor lo percibirá.

Inteligencia Emocional

Comparto los resultados de una encuesta sobre inteligencia emocional, que realizó Career Builder, uno de los portales de empleo más importantes de Estados Unidos, en la que destacan los siguientes datos:

  • El 71% afirmó que valoraba la inteligencia emocional de un empleado por encima de otros atributos, incluido el cociente intelectual.
  • El 75% dijo que era más probable que ofrecieran un ascenso a un trabajador con alto nivel de inteligencia emocional.
  • El 59% de los encuestados afirmaba con rotundidad que dejarían pasar a un candidato con un coeficiente de inteligencia alto pero poca inteligencia emocional.

Según el Informe sobre el futuro del empleo del Foro Económico Mundial, la inteligencia emocional será una de las diez habilidades laborales más buscadas en 2020.

Sigamos trabajando con nuestros compañeros y clientes en algunos hábitos tan sanos como una sonrisa abierta, un tono de voz conciliador, escuchar lo que tienen que contarnos. Esta actitud será un buen punto de partida para fortalecer el equipo de trabajo y generar confianza.

Tratar de conectar y reconocer las necesidades del equipo de trabajo es fundamental para los procesos internos y externos, lo que se conoce como Mindfulness o la plena conciencia de las emociones. Esta actitud despertará interés en nuestros interlocutores y una participación natural por parte de todos los implicados.

Si de vez en cuando consigues tener reuniones ‘vis a vis’ y aprovechas un descanso en la sesión para hablar de otras cosas que no sean estrictamente de trabajo, compartiendo anécdotas y experiencias, estás en el buen camino. No se trata de hacer una amistad inolvidable, simplemente de compartir y de tener la oportunidad de conocerse. Tus compañeros de trabajo y tus clientes te entenderán mejor, habrá una mejor sintonía y aunque el éxito no esté asegurado, tendrás el camino preparado para nuevas oportunidades.

“Quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación.”

Proverbio árabe
Artículo anterior

Metaheurísticas: ¿Qué son y cómo escoger una para tu proyecto de optimización?

Artículo siguiente

¿Qué marca la diferencia en una empresa?

Sin Comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *