LinkedIn Google+

¿Por qué pequeñas de IT tienen su nicho de valor en el espacio estratégico de las grandes corporaciones, colaborando o incluso compitiendo con las grandes de IT?

Muchas veces nos preguntamos si en un mundo tan competitivo como el de hoy, pequeñas compañías de IT pueden aspirar a colaborar o incluso competir con las grandes tecnológicas captando grandes clientes e incluso posicionarse como proveedores de valor.  Para mí la respuesta es un rotundo ‘claro que sí’.  Hoy en día sabemos que los consumidores, personas como tú y como yo, marcan más que antes las tendencias de los productos y servicios.  Los consumidores manifiestan sus preferencias a través de medios digitales y redes sociales, y son precisamente las compañías que pueden responder ‘rápidamente’ a la demanda de estos consumidores las que tienen la ventaja competitiva.

Estamos viendo como start-ups y pequeñas compañías que se mueven como pez en el agua en el mundo del digital business se posicionan muy fuertemente ante las grandes corporaciones, empujando a estas últimas a reinventarse para poder responder ágilmente, o incluso a menudo tener que adquirir estas más pequeñas para no perder mercado.

Claros ejemplos de estas situaciones se ven en las compañías bancarias y en las denominadas consumer goods.  En el terreno de IT, las grandes corporaciones suelen asociarse con las grandes de IT, pero ambas suelen sufrir de las mismas debilidades: burocracia y lentitud en la implantación de soluciones y servicios.  Esta circunstancia es la que presenta una oportunidad clara para que pequeñas compañías de IT, que por naturaleza son más ágiles e igualmente capaces de entregar soluciones robustas y de calidad, encuentran su ‘nicho’ de actuación.

Un ejemplo de esta oportunidad es lo que yo denomino IT within IT, y se trata precisamente de subcontratar la ágil capacidad de implantación de las pequeñas compañías de IT por parte de los departamentos de IT de las grandes corporaciones y crear colaboraciones estratégicas.

Como se suele decir, los departamentos de IT son ‘capacitadores de negocio’ (business enablers), pero si por algún motivo identifican la necesidad de una mayor agilidad o flexibilidad a la hora de aportar valor al negocio, lo propio es reaccionar y llegar a acuerdos de colaboración con los que son ágiles, capaces y competitivos.

Igualmente, este tipo de colaboraciones no solo se dan con clientes finales, sino entre compañías del sector de IT, que en tiempos pasados se considerarían como competidoras, pero en los tiempos que corremos presentan propuestas win-win-win.

Hoy más que nunca, la oportunidad está ahí, y las grandes corporaciones, sean del sector que sean, se dan cuenta de esto y están replanteándose su espacio estratégico para que las pequeñas de IT también pasen a ser parte de su cartera de proveedores de valor.

Artículo anterior

¿ALGO SE MUEVE EN MICROSOFT?

Artículo siguiente

RESPONSABILIDADES DE UNA PMO

Sin Comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *