LinkedIn Google+

El Cloud Computing, sus pros, sus contras y su implantación en el mercado supone en nuestros días un debate abierto muy interesante y lleno de vida.

Es un cambio impulsado primordialmente por el ahorro en costes directos e indirectos en infraestructuras y su soporte, así como la facilidad y rapidez para disponer de recursos complejos, pagando en base al consumo.

A pesar de sus innumerables ventajas, algunas empresas se muestran reticentes a renunciar a infraestructuras tangibles y visibles en su CPD. De cualquier modo, la adaptación de las empresas al Cloud Computing, independientemente de su sector o envergadura, se está convirtiendo en una necesidad prioritaria.  Según un artículo reciente de la revista Forbes, el sector de Cloud Computing está creciendo a un ritmo del 50% anualmente.

En primer lugar, es necesario despojarse de todos los prejuicios sobre “la nube” y eliminar todas las barreras que impiden a ciertas empresas tomar la decisión final. Desmintamos por tanto, esas creencias generalizadas.

  1. ¿Pueden otros ver la información de mi empresa?

Muchas empresas tienen la falsa creencia de que la propia empresa es el mejor lugar para almacenar la información. Siempre cuesta confiar en un tercero, y puede que este sea uno de los principales motivos del miedo al Cloud Computing.

Sin embargo, existen más de 50 normas de cumplimiento que afectan y dictan las decisiones a tomar a la hora de diseñar una solución de almacenamiento y las plataformas Cloud Computing cumplen con ellas.

  1. Ataques de Hackers

El robo, eliminación de la información, y ransomware suponen una de las principales preocupaciones de los empresarios. Existe el pensamiento generalizado de que es más seguro tener los servidores cerca, que ubicados en un lugar que desconocemos. Sin embargo, se trata de todo lo contrario, por los siguientes motivos:

  • Casi todos los ataques van dirigidos a equipos y servidores internos en las empresas, ya que, por norma general, son mucho más vulnerables.
  • Las plataformas de Cloud Computing dedican una gran parte de sus ingresos en medidas de seguridad que no siempre están al alcance de las empresas.
  1. Fuga de datos

El hecho de que los usuarios puedan acceder a la información desde cualquier lugar, también suele ser una preocupación importante. Al disponer de mecanismos de control y permisos sobre el acceso a la documentación, se pueden controlar y registrar las acciones realizadas por un hipotético saboteador. Existen además programas para la prevención de la fuga de datos que ya están integradas en las plataformas de Cloud Computing.

  1. Falta de Soporte Técnico

El miedo a la dificultad para conseguir ayuda a la hora de tener cualquier problema, suele ser una preocupación añadida. Evidentemente esto dependerá de con quién se contraten los servicios, pero se destinan esfuerzos suficientes para atender las incidencias de manera efectiva.  Todas las plataformas Cloud Computing en el mercado disponen de contratos de soporte técnico con diversos SLAs.

  1. Legalidad

En muchas zonas del mundo como Europa existen legislaciones sobre la seguridad, privacidad y protección de datos que protegen a los clientes.  Es cuestión de elegir la plataforma Cloud Computing en función de dichas necesidades.

  1. Costes

La inversión necesaria inicial para crear una solución en Cloud Computing es infinitamente inferior comparada con el gasto para una solución on-premises.

Existen argumentos contundentes en contraposición con los temores previamente establecidos acerca del Cloud Computing.

Es mucho más seguro el almacenamiento Cloud, que exponer todos los datos de la empresa a cualquier fallo de los dispositivos físicos, robo o posibles desastres naturales.

Artículo anterior

¿GRUPO O EQUIPO?

Artículo siguiente

ANÁLISIS DE RIESGOS Y SISTEMAS DE GESTIÓN DE SEGURIDAD DE LA INFORMACIÓN (1/2)

Sin Comentarios

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *